¿Qué tipo de tratamiento necesita una persona con trastorno alimenticio?

En términos generales, el trastorno alimenticio es considerado como una enfermedad capaz de alterar la conducta sana que debemos llevar al alimentarnos, modifica lo que conocemos como conducta alimentaria, la cual tiene que ver con los alimentos que acostumbramos a ingerir, qué comemos, en qué horarios comemos y qué cantidades. En este artículo profundizaremos en ¿Qué tipo de tratamiento necesita una persona con trastorno alimenticio?

La conducta alimentaria es, en la mayoría de las ocasiones, una conducta aprendida en nuestro entorno familiar, sin embargo, una alimentación sana puede ser modificada o alterada por nosotros mismos una vez que alcanzamos la mayoría de edad. La terapia psicológica realizada por un psicólogo clinico es el componente más importante del tratamiento de los trastornos de la alimentación.

Tratamiento necesita una persona con trastorno alimenticio

Esta enfermedad denominada trastorno alimenticio y capaz de alterar la conducta alimentaria, surge de manera involuntaria durante la etapa de la adolescencia o adultez, e influye negativamente en la salud física y emocional de quien la padece. En algunos de estos trastornos las personas afectadas mantienen una exagerada fijación en la figura corporal y el peso, en otros casos, estos aspectos son irrelevantes.

Algunos trastornos alimenticios

  • Bulimia: es un trastorno en el cual la persona que lo padece, tiende a comer grandes cantidades de alimentos y de forma descontrolada, para posteriormente provocarse vómitos o tomar laxantes que le permitan desechar todo lo consumido ante la preocupación de aumentar de peso. Tiene graves consecuencias como deshidratación e insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, problemas digestivos, inflamación de la garganta y de las glándulas salivales, suicidios, entre otros.
  • Anorexia nerviosa: es un trastorno caracterizado por la necesidad de obtener y mantener un peso corporal muy bajo, una preocupación enorme por el posible aumento de peso, es un trastorno en el que por más que la persona esté sumamente delgada considera que no lo está lo suficiente. Tiene graves consecuencias en casos que no son atendidos a tiempo, anemia, estreñimiento, debilidad muscular, baja presión arterial, infertilidad, insuficiencia multiorgánica, cansancio e inclusive suicidios.
  • Trastorno alimenticio compulsivo (trastorno por atracón): la persona que lo padece come en exceso y de forma desesperada incluso sin tener apetito o cuando ya hay sensación de llenura, para posteriormente sentir culpa por dicho descontrol, pero sin la necesidad de eliminar la ingesta mediante vómitos o el uso de laxantes. Sus consecuencias son generalmente el aumento desmedido de peso hasta llegar a la obesidad.
  • Trastorno por evitación o restricción de la ingesta de alimentos: quienes lo padecen tienen poco interés en el consumo de los alimentos necesarios para lograr una buena nutrición, evitan muchos alimentos llenos de nutrientes por tener características que no agradan como el olor, sabor y textura. Sus consecuencias son bajo peso corporal, deficiencia nutricional, falta de apetito, dependencia a suplementos nutricionales, entre otras.

Además de la atención médica y nutricional que se requiere en estos casos, es estrictamente necesaria la asistencia psicológica, mediante el uso de la psicoterapia como parte del proceso de recuperación. La atención psicológica, a través de terapias como la cognitivo conductual y terapia familiar, trata además otros problemas que normalmente acompañan los trastornos alimenticios, como el trastorno de ansiedad y depresión, problemas de autoestima baja, entre otros.

Terapia Cognitivo Conductual: la cual se enfoca en los pensamientos y sentimientos que generan el trastorno alimenticio, para posteriormente crear conductas de alimentación sana. Esta terapia procura educar al paciente sobre cómo manejar situaciones complicadas y estresantes en su vida diaria, situaciones que desencadenan los desórdenes alimenticios.

Terapia Familiar: se educa al grupo familiar para que participe en la recuperación de la conducta alimentaria sana, estrategias que pueden ser favorables inclusive para todos los miembros de la familia. Se promueve la comunicación efectiva y la socialización.

Pies de mujer amarrados con cinta métrica

La atención psicológica puede ser necesaria en menor o gran medida dependiendo de la dificultad o avance del caso, y podemos asegurarte que a través de ésta el paciente obtendrá avances significativos en cuanto a:

  • Regular los patrones de conducta alimentaria.
  • Cambios favorables en el peso corporal.
  • Mejoría en el estado de ánimo y autoestima.
  • Cambios de hábitos, reemplazando los perjudiciales por los saludables.
  • Control alimenticio sobre lo necesario para estar bien alimentado, cantidades y nutrientes necesarios.
  • Autocontrol en el manejo de conflictos o situaciones estresantes.
  • Entre otros.

El tratamiento a aplicar dependerá siempre del tipo de trastorno que se esté atendiendo, sin embargo, la participación del grupo familiar y el apoyo que éste pueda brindar al paciente, es fundamental para la recuperación del mismo. Los trastornos alimenticios deben ser atendidos a tiempo para evitar complicaciones irreversibles como enfermedades crónicas o suicidios.

Si deseas más información sobre nuestras consultas psicológicas, precios, horarios o deseas agendar una consulta con alguno de nuestros especialistas, te invitamos a contactarnos a través del formulario de contacto que está en la parte inferior o escribiéndonos a nuestra línea WhatsApp (318) 802-9859. También a través de nuestro chat online puedes contactarnos.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales para mantenerte informado de todo lo nuevo que siempre estamos ofreciendo, búscanos en Instagram como @psicologobogota94, en Facebook como @psicologoenbogota y en LinkedIn como Psicólogo en Bogotá. ¡Y mantente al día con todas nuestras novedades y consejos!

Scroll al inicio
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?